En primer lugar cabe decir que el éxito en los estudios depende en gran medida de una buena planificación.

La planificación del estudio permite obtener mejores resultados y hacer más llevaderos los estudios, evitando en gran medida los temidos momentos de agobio.

Por tanto, ¿Qué tenemos que hacer?

  1. Elaborarnos, y cumplir un plan de estudios (asegurándonos de que dejamos dias para repasar)
  2. Elaborarnos un resumen o esquema de lo aprendido, de forma que momentos antes del examen podamos leer y recordar.
  3. No ponernos nerviosos, ya que así disminuirá nuestra capacidad de concentración momentos antes del examen,o incluso en él;
  4. El día antes es necesario la preparación del material necesario para el examen.
  5. Sería recomendable (sobre todo para alumnos nerviosos) que realicen ejercicios de relajación, como puede ser controlar la respiración, inspirando y expirando aire de forma dontrolada, esto aunque parezca inútil puede ser de gran utilidad si se hace bien.
  6. Debemos ser positivos, y pensar que hemos hecho lo que hemos podido, ya que a última hora es muy difícil enmendar lo que no se a trabajado durante un período más largo de tiempo.
  7. Es conveniente leer el examen con detenimiento varias veces, aunque creamos que perdemos el tiempo no es asi, ya que podemos organizarnos el tiempo de forma que debemos empezar por lo que mejor nos sepamos, y dejar las otras para el final.De esta forma seguramente constaremos mas rápido a éstas, y tiempo restante lo dedicaremos a pensar las que no nos sabemos tan bien.

Una vez que aprendamos estas técnicas, veremos como nos enfrentaremos a los exámenes de otra forma.Aunque siempre debemos perderle el miedo y afrontarlos de forma segura.

Un riesgos frecuentes puede ser quedarse en blanco: Esta situación seguro que nos ha pasado a todos alguna vez en la vida de estudiantes.
¿que debemos hacer? Ante todo no perder los nervios, debemos tranquilizarnos, respirar hondo e intentar recordar mediante relaciones con temas similares, de forma que seamos capaz de relacionar lo que nos están pidiendo con lo que nos estudiamos en su momento.